Prórroga del CEV

Las organizaciones firmantes del I Convenio de Empresas Vinculadas han dirigido un escrito a la Dirección de RRLL donde apuestan por la continuidad del mismo y solicitan “que cuanto antes se abra la negociación de la prórroga” para “despejar inquietudes” y mantener “el marco de estabilidad laboral en las tres Compañías”.

 

No dejan de sorprendernos las prisas con las que abordan la cuestión (no olvidemos que queda todavía más de un año de vigencia del actual Convenio, al que también está ligado el PSI) y nos preguntamos por los verdaderos motivos de fondo que las puedan estar promoviendo.

 

Sin embargo, no hay prisas -ni tampoco parece que intención- de solucionar los problemas que el CEV ha traído.   A pesar de que alrededor de un 70% de la plantilla de Móviles percibe este convenio como algo favorable, desde SUMAMOS creemos que la negociación de su prórroga debería ser tomada como una oportunidad de mejora para corregir las pérdidas y agravios generadas con su firma, de cara a la plantilla de TME. Durante la negociación del mismo, se dejaron totalmente abandonados los intereses de varios colectivos de trabajadores, entre los que destacan, los RUS, ROS, Comerciales, Comerciales Fuera de Convenio, Consultores, Secr. de Dirección, etc (¿Recordáis?)

Nos vendieron que el CEV sería “un marco laboral único”, y nada más lejos de la realidad,  ya que ha promovido un sinfín de Disposiciones Adicionales que en la práctica suponen un trato diferenciado para los trabajadores de Móviles ante muy diversos supuestos (ej. Plus de Residencia, Premio Servicios Prestados, etc).

 

Tampoco hablemos del maravilloso sistema de asignación de vacaciones, el cual estamos empezando a padecer, y que, si lo definiéramos como surrealista, nos quedaríamos muy cortos, ya que no ayuda a conciliar sino que castiga el ya de por si maltrecho clima laboral.

 

Por otro lado, la adscripción al nuevo modelo de Grupos Profesionales ha significado para cerca del 30% de la plantilla quedar topados profesionalmente in eternum (con el famoso complemento de adscripción).

 

Y ¿con este panorama se pretende prorrogar el convenio tal cual, sin solucionar ninguno de estos problemas?

 

Por el bien de la plantilla de TME, desde SUMAMOS esperamos que todas estas cuestiones sean tenidas en cuenta por nuestros representantes a la hora de sentarse a negociar con la empresa. Con la firma del CEV se solucionaron los problemas de los compañeros de TdE, aspecto que nos parece estupendo. Ahora es nuestro momento. Esperemos que no nos vuelvan a dejar tirados.

 

De todos es sabido que las prisas nunca han sido buenas consejeras.