Situación Fuera de Convenio

Nos ponemos en contacto con vosotros para poner en vuestro conocimiento las acciones que se están emprendiendo, de forma coordinada, desde SUMAMOS, TO2 y CGT en relación al agravio que está sufriendo desde hace años el colectivo Fuera de Convenio (FC).

 

En primer lugar, constatamos una vez más la negativa de la empresa a escuchar las demandas de este colectivo y sentarse con vuestros representantes, legalmente escogidos, para buscar salidas a la situación. Básicamente se piden a la empresa dos cosas:

 

  • Mantenimiento de la masa salarial con respecto al personal de convenio desde el momento en que el empleado sale de convenio.

 

  • Establecimiento de grupo y nivel de referencia dentro de Convenio para posibilitar esa cláusula de garantía retributiva.

 

En segundo lugar, parece ser que en 2018 la subida en tablas salariales prevista por la empresa para el personal Fuera de Convenio va a rondar de nuevo el 1,5%. Dos consideraciones al respecto:

 

  • La subida vuelve a ser, un año más, inferior a la prevista en convenio. Al 1,5% previsto de incremento de la masa salarial (que incluye los consabidos bienios y saltos de nivel para el personal de Convenio) hay que sumar los 250 € consolidados como Plus Convenio.

 

  • Dicha subida no es lineal para todo el personal FC, teniendo carácter discrecional, quedando al arbitrio de cada Director la distribución de dicha subida. Por tanto, un arma arrojadiza en manos de la empresa con la que castigar la insumisión y el pensamiento crítico.

 

Desde SUMAMOS, TO2 Y CGT, fuerzas sindicales, independientes y sin hipotecas, se han hecho grandes esfuerzos por hacer entrar en razón a la empresa, con resultados infructuosos. Así las cosas, solo nos queda un camino, que no es otro que el inicio de las acciones legales oportunas con objeto de poner fin a una situación de discriminación y agravio que se viene dando desde hace años.

 

Tenemos la convicción de que lo que estamos pidiendo es justo y objetivo, por ello no nos vamos a conformar con vernos relegados a un segundo plano, mientras la empresa, una vez más, acaba pactando con los de siempre, repartiendo migajas y dejando a los sindicatos del CEV, UGT y CCOO, la administración de la discriminación y la ignominia.