Comités de Seguridad y Salud

¿Qué es?

 

En todas las empresas o centros de trabajo que cuenten con 50 o más trabajadores, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales recoge la figura de los Comités de Seguridad y Salud.

 

El Comité de Seguridad y Salud es el órgano de participación destinado a la consulta regular y periódica de las actuaciones de la empresa en materia de prevención de riesgos laborales.

 

¿Cómo se compone?

 

Este Comité estará formado por los Delegados de Prevención, de una parte, y por el empresario y/o sus representantes en número igual al de los Delegados de Prevención, de la otra.

 

En las reuniones del Comité de Seguridad y Salud también podrán participarán, con voz pero sin voto, los Delegados Sindicales y los responsables técnicos de la prevención en la empresa. En las mismas condiciones, podrán participar trabajadores de la empresa que cuenten con una especial cualificación o información respecto de cuestiones concretas que se deban debatir en este órgano y técnicos en prevención, ajenos a la empresa, siempre que así lo solicite alguna de las representaciones en el Comité.

 

El Comité de Seguridad y Salud se debe reunir trimestralmente y siempre que lo solicite alguna de las representaciones en el mismo. Este Comité tiene la potestad de adoptar sus propias normas de funcionamiento.

 

Finalmente, las empresas (como en el caso de Telefónica Móviles) que cuenten con varios centros de trabajo dotados de Comité de Seguridad y Salud podrán acordar con sus trabajadores la creación de un Comité Intercentros, con las funciones que el acuerdo le atribuya.

 

El Comité Intercentros de Seguridad y Salud (CISS) será el responsable de enviar la información relativa a esta materia a los delegados de Prevención de aquellos territorios donde no exista Comité de Seguridad y Salud.

 

¿Cuáles son sus tareas?

 

Las principales funciones y facultades de los Comités de Seguridad y Salud son:

 

  • Participar en la elaboración, desarrollo y evaluación del Plan de Prevención de Riesgos Laborales.
  • Discutir, antes de su puesta en práctica, los proyectos en materia de organización del trabajo e introducción de nuevas tecnologías, en lo referente a su incidencia en la prevención de riesgos.
  • Promover iniciativas de prevención y mejora de las condiciones de trabajo.
  • Informar la memoria y programación anual de los Servicios de Prevención.
  • Visitar los centros de trabajo, siempre que lo estimen oportuno, para conocer directamente la situación relativa a la prevención de riesgos.
  • Acceder a toda la información y documentación necesaria para el desarrollo de sus funciones.
  • Analizar los daños producidos en la salud de los trabajadores de su ámbito con el fin de valorar sus causas y proponer medidas preventivas.

Para más información, ver artículos 38, 39 y 40 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.