Plan de pensiones febrero 18

El plan de pensiones de Telefónica Móviles ha terminado el mes de febrero de 2018 con una rentabilidad negativa del -0,50%. El plan de pensiones de empleados de la Caixa (plan de empleo con un nivel de riesgo y política de inversión similar al nuestro y que durante los últimos años ocupa las primeras posiciones del ranking en rentabilidad) cerró el mes de febrero con pérdidas del -0,44%.

 

Las principales magnitudes de nuestro Plan de Pensiones son:

 

Principales magnitudes del Plan

Rentabilidad anual Plan 2018

 

Valor de la participación a 31/12/17

24,525

Valor de la participación a 28/02/18

24,402

Partícipes

4.869

 

En cuanto a la composición de la cartera:

 

Composición de la cartera (datos a 28/02/18)

Renta variable (*)

34,53%

Renta fija

48,70%

Inversión alternativa

13,06%

Liquidez

17,01%

Materias primas

0%

(*) Incluye exposición a derivados

 

Febrero ha sembrado la intranquilidad en la comunidad inversora. Después de muchos meses de complacencia, subidas continuadas y ausencia de volatilidad, el nerviosismo ha vuelto a los mercados financieros provocando jornadas de acusados vaivenes y fuertes recortes. Aunque la renta variable americana y los emergentes han conseguido recuperar al final de mes gran parte de las caídas y siguen arrojando rentabilidades positivas en 2018, la renta variable europea acumula ya pérdidas en el año, especialmente el FTSE100 de Londres que registra caídas superiores al 5%, afectado por el Brexit.

 

Las razones de este ambiente enrarecido apuntan en varias direcciones; la primera, el repunte de los salarios en EE.UU y del precio de las materias primas, que podrían traducirse en un aumento de la tasa de inflación de la primera economía del mundo que, a su vez, podría acelerar la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal Americana. Esto enlaza con otro de los factores de inquietud del mercado: la política monetaria que adopte el nuevo presidente de la FED, Jerome Powell. En su discurso de presentación ante el Congreso, ya ha apuntado la posibilidad de una subida de tipos adicional a las tres previstas durante el año 2018. En este contexto, la rentabilidad del bono americano está reaccionando al alza desde principios de año y ya está cercana al 3%, lo que, a juicio de los analistas, podría generar dudas en las previsiones de crecimiento de las empresas y provocar una fuerte corrección de las bolsas. La guerra comercial en ciernes tras la decisión de Donald Trump de imponer aranceles a las importaciones de acero y de aluminio, es otro de los factores de inestabilidad del mercado.

 

En Europa, seguimos a vueltas con el momento y el ritmo para la retirada de estímulos por parte del BCE. El euro ha perdido algo de fortaleza y su cambio se sitúa en 1,22 frente al dólar, después de alcanzar los 1,25 dólares en enero. Las elecciones italianas, tras los buenos resultados obtenidos por las nuevas formaciones políticas, dejan un complejo mapa de posibles alianzas para poder formar un gobierno estable. En Alemania, en cambio, la situación se aclara al apoyar las bases del SDP (partido socialdemócrata alemán) la reedición de la Gran Coalición con el bloque conservador de la canciller Angela Merkel.

 

En cuanto a España, después de que en el mes de enero la agencia de calificación crediticia Fitch elevara un escalón el rating de la deuda española a largo plazo (a pesar de la incertidumbre en Cataluña), este mes se ha nombrado a Luis de Guindos vicepresidente del BCE, sustituyéndole al frente del Ministerio de Economía Román Escolano.

 

Os seguiremos informando.