Plan de pensiones TME: rentabilidad negativa en marzo

El plan de pensiones de Telefónica Móviles termina el mes de marzo de 2018 una rentabilidad negativa del -1,14%. El plan de pensiones de empleados de la Caixa (plan de empleo con un nivel de riesgo y política de inversión similar al nuestro y que durante los últimos años ocupa las primeras posiciones del ranking en rentabilidad) cierra el mes de marzo con pérdidas del -1,42%.

 

Las principales magnitudes de nuestro Plan de Pensiones son:

 

Principales magnitudes del Plan

Rentabilidad anual Plan 2018

-1,14 %

Valor de la participación a 31/12/17

24,525

Valor de la participación a 31/03/18

24,245

Partícipes

4.878

 

En cuanto a la composición de la cartera:

 

Composición de la cartera (datos a 28/02/18, últimos facilitados en la web)

Renta variable (*)

34,53%

Renta fija

48,70%

Inversión alternativa

13,06%

Liquidez

17,01%

Materias primas

0%

(*) Incluye exposición a derivados

 

Contexto global:

 

La guerra arancelaria desatada entre EEUU y China está sembrando dudas entre los inversores y la desconfianza va calando poco a poco en las bolsas mundiales, que despiden el mes de marzo con números rojos. El escándalo sobre los fallos en la privacidad de los datos de los usuarios de Facebook ha contribuido a alimentar el sentimiento negativo, arrastrando a este valor y a todo el sector tecnológico en general a la baja. Los índices americanos que durante muchos meses han ido concatenando nuevos máximos históricos, ceden ahora cerca de un 10% desde sus niveles más altos y se han adentrado ya en terreno negativo en 2018. La cuestión de fondo es si estas caídas son sólo una purga de los excesos cometidos y una oportunidad de compra a precios más atractivos o si, por el contrario, nos encontramos al inicio de una corrección más profunda de los mercados.

 

Ciñéndose al guión previsto por los expertos, la Reserva Federal Americana elevó los tipos de interés en 25 puntos básicos en la última reunión del mes de marzo, primera de Jerome Powell como presidente. Esta circunstancia dotaba a la reunión de una mayor expectación, ya que se podrían “dar pistas” sobre las intenciones de la FED de elevar los tipos de interés en cuatro ocasiones en 2018 (frente a las tres subidas esperadas por el mercado). El mensaje tranquilizador de su presidente marcando una línea continuista en la política monetaria, ha relajado la rentabilidad del bono americano que se aleja del 3%, nivel que se considera clave por los analistas.

 

En la agenda de los inversores del mes de abril, señalamos el inicio de la presentación de resultados empresariales del primer trimestre del ejercicio, pero sobre todo la reunión de Banco Central Europeo. Aunque no se espera una subida de tipos de interés en la Eurozona hasta 2019, la retirada de estímulos monetarios ya se ha puesto en marcha, y el mercado de renta fija se ve muy afectado por este tipo de decisiones, así como la cotización del euro frente al resto de divisas.

 

En España seguimos pendientes de Cataluña y de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, cuestiones que afectan a nuestra imagen internacional y penalizan nuestros activos. No obstante, en el mes de marzo la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s ha mejorado el rating de la deuda española (la agencia Fitch lo mejoró en enero).

 

Os seguiremos informando.